El Consejo Gremial Nacional señaló que es clave la seguridad jurídica y pidió al Congreso no cambiar el articulado.

a contrarreloj del Gobierno para aprobar la reforma tributaria, que reemplazará la Ley de Financiamiento, recibió ayer un espaldarazo fuerte de los empresarios.
El Consejo Gremial Nacional (CGN) respaldó la radicación del mismo texto que se aprobó el año pasado en el Congreso, pero que la Corte tumbó por vicios de procedimiento.

“Hacemos un respetuoso llamado a los congresistas para que el texto radicado no sea modificado y tenga un tránsito ágil para que antes del 1.° de enero tengamos reglas de juego claras”, dijo Jorge Bedoya, presidente del CGN.

El documento mantiene la esencia de la Ley de Financiamiento caída, pero sí cuenta con algunos cambios leves.

Así, por ejemplo, se eliminan algunas exclusiones de IVA que se habían implementado para las ventas en Amazonas, Guainía, Guaviare, Vaupés y Vichada, y también se borra todo el paquete de artículos que le daba vía libre a la normalización tributaria que terminó el pasado 25 de septiembre.

Fuente: Accounter.com

A %d blogueros les gusta esto: