Ya lo había manifestado el director de la DIAN en las jornadas de derecho tributario del ICDT. A su juicio, la sentencia C-120 de 2018 que permitía imputar costos y deducciones a los independientes que se clasificaran en la cedula de rentas de trabajo no tendría aplicación, bajo los cambios de la ley de financiamiento.

El argumento es que la sentencia se refería a una norma que hoy no existe en el ordenamiento jurídico, pues la ley de financiamiento modificó el sistema cedular.

dian-burla

Pues bien, la DIAN mediante concepto 00436 del pasado 21 de marzo de 2019, después de referirse al numeral 4 del artículo 336 del estatuto tributario, manifiesta lo siguiente:

«Nótese como este tratamiento no se hace extensivo a las rentas de trabajo razón por la cual para el año gravable 2019, y hasta que no exista disposición legal en contrario, las personas naturales que perciban ingresos considerados como rentas de trabajo derivados de una fuente diferente a una relación laboral o legal y reglamentaria, no podrán restas los costos y gastos imputables a las mismas.»

Lo anterior, aunado a la derogatoria del artículo 340 del estatuto tributario, nos lleva a observar un panorama oscuro, donde las personas naturales que perciben honorarios, por el año gravable 2019 no tendrán derecho a costos ni deducciones.

Solo nos resta, aunar esfuerzos a la demanda de inconstitucional que ya proyecta el Doctor Alejandro Delgado Perea por tercera ocasiona, y confiar en la sensatez de la Corte Constitucional para que en esta oportunidad prevea en su fallo futuras reformas que hacen nugatorias sus decisiones.

Fuente:gerencie.com

A %d blogueros les gusta esto: